sábado, 28 de mayo de 2016

Bird Brother, el retorno del Peti

- BirdBrother - murmuró entre 'dientes' un petirrojo.
- ¿De qué hablas? - contestó dando un respingo un colirrojo que estaba de postureo en una roca cercana.
- ¿Tú no te acuerdas de que había un blog que se llamaba así? - comentó el petirrojo dejando caer las alas.
- Mmm... ¡Ah, sí! - dijo de repente el colirrojo flexionando sus rodillas - Uno que lo llevaba una pajarera loca...pero hace mucho que no actualiza. Ha dejado a sus seguidores con la intriga de cómo acabó el año, qué es de su vida... Qué poca vergüenza. - concluyó el colirrojo con un golpecito de cola en la roca.
- Será que ya no le molan los pájaros o ha dejado de perseguirnos. Y menos mal, a mí me grabó una vez cantando en la ducha...esa trastornada - susurró el petirrojo ahuecando las plumas y temblando.

*cof, cof*

- Disculpad - habló una voz a sus espaldas - no os equivoquéis, será que la pobre chica no tiene tiempo. - dijo indignado un mirlo.
- Puede ser... - dijo el petirrojo - Ahora que lo pienso... - continuó pensativo - no ha descuidado los comederos que pone para nosotros. Será que su nueva rutina no le deja tiempo para salir, pero nos sigue queriendo y cuidando después de todo.

Así es, mis queridos Birdbrotherianos, sigo aquí aunque en la sombra y en silencio por las pocas horas libres de que dispongo. Y es que no le quedaba a una ni tiempo para rascarse después de estudiar, trabajar, atender cuestiones personales e intentar descansar un poco de todo lo anterior. 

Y ahora, aunque ya no estudio (síiii, ¡ya soy profesora!), sabéis cómo soy de exigente: me tomo mi tiempo para escribir las entradas, las dejo reposar, las releeo, las completo con fotos y/o vídeo y, entonces, las publico.
Con este nivel de exigencia, pues cómo va una a actualizar seguido...

En fin, ya véis que no he cambiado en esto de extenderme...
¿Qué vengo a contaros en esta entrada después de más de 1 año sin actualizar?  (¡¡Qué duro suena cuando lo verbalizo!!) Quiero explicaros cómo acabé el año, haré un repaso rápido al 2014 y al 2015 (así, pim pam y sin despeinarme) y ésta será la entrada que espero dé paso a alguna más en la que os explicaré los cambios que he hecho en mis instalaciones, nuevos bimbos, etc.

Hagamos memoria, mis objetivos para 2014 eran:

- Seguir el día a día de mi local patch. 
Empecé bien con este propósito y, de hecho, no he dejado de ir en todo este tiempo porque es donde paseo con Lúa, pero dejé la costumbre de hacer listas de observaciones (una por cada vez que iba) y pasé al 'modo disfrutar'.

- Ser constante en entrar datos en 'el Ornitho'.
Tengo que introducir los datos de las observaciones que voy haciendo, pero también ponerme al día con las antiguas.
Necesita mejorar, tanto que necesita empezar

- Hacer varias listas de observación en Excel:
Empecé estupenda y al cabo de 2 meses se apagó la llama. Nada, otro "necesita mejorar".

- Continuar con mi formación ornitológica haciendo todos los cursos y salidas que pueda, leyendo libros específicos, hablando con ornitólogos/as...haciendo todo aquello que me aporte nuevos conocimientos sobre los pájaros.
La parte de estar informada hablando con otros pajareros/as o leyendo muy bien, pero cursos y salidas programados no he hecho ninguno. Eso sí, aproveché mis últimas vacaciones para hacer una ruta de dos semanas por el norte de España en la que cayó algún bimbo, salgo siempre que puedo, etc.
Sé que el contraste es enorme con la Mireia que todos conocíamos, aquella que estaba de semestre sabático y pajareaba todo el día sin descanso...pero qué le vamos a hacer, nueva rutina.

- Informaros de todo lo que hay detrás del nombre "Bird Brother", mi proyecto. Ese proyecto del que sólo habéis visto la parte de locadelospájaros. Pero detrás, Birdbrotherianos míos, hay mucho más...¡y mejor! ¡Yupiiii!
Así lo hice en esta entrada:
http://birdbrothers.blogspot.com.es/2014/03/birdbrother-el-proyecto.html pero a poco más llegué con el abandono del blog.

- Contagiar mi entusiasmo por las aves/hacer lo que a uno le gusta.
De alguna manera parece que el blog ha tenido su impacto porque, aún con el gran abandono, los lectores habituales me han ido recordado que debía actualizar, que me echaban de menos a mí y mis entradas...vamos, que de algún modo hay entusiasmo con el tema y si se debe a que yo os lo contagio sólo puedo decir GRACIAS.

Y bueno, la mayoría ya sabéis dónde trabajo: en ese lugar prohibido para la cartera de todo entusiasta de la naturaleza y desde donde continuo incitando a la gente a poner comederos, cajas nido... y por qué no, cámaras dentro... jiji, ¡no tengo remedio!

- Compartir con vosotros las observaciones de mi BIRD YEAR 2014 en el que me pienso dejar la piel y el corazón observando, protegiendo y mimando a cada ave que se precie.
Iré actualizando el blog con las especies que vaya viendo. Remarco lo de VER porque cuando diga cuántas especies llevo en cada momento, será contando solamente aquellas que vea. Las que solamente oiga irán a parte o marcadas claramente.
* OBJETIVO: ¡Pasar de las 200 especies!
Empecé fuerte el año y, aunque estuve cerca, no pasé de las 200 especies por la falta de actividad de los últimos meses del 2014.
El 2015 todavía ha sido más flojo porque hasta el mes de Julio estuve pendiente de acabar mi carrera con buenas notas (incluido el Trabajo de fin de grado sobre "Comederos y cajas nido en los colegios") y con el poco tiempo disponible para cuestiones personales prioritarias.

Repasado todo el 2014, he de confesar que el año 2015 me hizo crear una rutina alrededor de no salir de pajareo, pero que intento remontar cada vez que tengo oportunidad para escaparme de pajareo o, simplemente, a ver una rareza.

En todo este tiempo he vivido otro maravilloso Delta Birding Festival, he viajado lejos para intentar bimbar especies que me han dado esquinazo y para disfrutar de otras que sí se han dejado ver, he aprendido infinidad de cosas nuevas sobre ornitología leyendo, he salido en la tele, he cambiado los nidos del BirdBrother por unos de mejor calidad que me aseguran mínimo 25 años de vencejos (siempre que se dignen a entrar, claro... ¡ejem!)he practicado la "Ornitología de Proximidad", y un largo etcétera que espero poder compartir aunque sea en persona con algunos/as de vosotros/as. 

Qué capacidad de síntesis tengo a veces, oiga. Acabo de darle carpetazo a año y medio de silencio.
No creáis que no me ha dolido, pero es que tampoco puedo volver atrás. He mantenido todo el contacto que ha sido posible a través de actualizaciones muy puntuales del Facebook y el Twitter, pero ya pasó.

Este 2016 (que casi alcanza su mitad) espero tener más momentos de pajareo aunque ya no sea la locura de antaño cuando tenía más tiempo; tendré que conformarme con ese odioso refrán que dice que "lo breve, si bueno, dos veces bueno". Pues perdona, pero aquí hasta el más pintao' necesita más.

Birdbrotherianos, espero que continuéis leyendo este blog con tanto cariño como en los inicios aunque esta sea una nueva etapa mucho más calmada.

Pero es que os merecéis que vuelva porque lo pedís sinceramente ya sea en persona o con un mensaje; también porque veo con las estadísticas del blog que, aunque no he actualizado en más de un año, continúo teniendo visitas (muchas de ellas gracias a los enlaces en blogs amigos) y, qué leches, porque me apetece volver a mimar siempre que pueda este pobre blog que tanto me gustaba cuidar y que tan injustamente descuidé.

A partir de aquí no os voy a prometer nada por si no llegara a cumplirlo, pero bueno, se podría decir que este es:

EL RETORNO DEL PETI
(que no tiene nada que ver con él, pero suena comercial)


¡Un abrazo enoooorme!

Mireia :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada